«Que las coincidencias nos sigan uniendo.»

Durante este tiempo, he establecido conexiones significativas con diversas personas en las redes sociales, personas extraordinarias que comparten el mismo anhelo y trabajan día a día en el sector para posicionar a Venezuela como un destino maravilloso. En mi articulo de hoy, deseo compartir una historia que surgió a partir de mis publicaciones en las redes.

En uno de mis posts, compartí un mapa de ruta que reflejaba mi perspectiva sobre el desarrollo del turismo sostenible en Venezuela. Consciente de que no siempre poseemos la verdad absoluta y de que existen múltiples caminos, sabía que mi publicación podría generar opiniones divergentes. A pesar de ello, decidí compartirla.

Fue entonces cuando recibí un comentario del señor Antonio Pestana Drumond, Presidente de Ecoalianza Venezuela. Antonio es una persona extraordinaria con una visión y experiencia en ecoturismo dignas de respeto, y aunque no compartía del todo mi perspectiva, opté por contactarlo y explorar su punto de vista.

En lugar de generar un debate poco constructivo, Antonio y yo nos sumergimos en un intercambio de ideas. Descubrimos que, a pesar de algunas diferencias, compartíamos una coincidencia mas profunda, que es nuestro amor por Venezuela y el deseo de lo mejor para nuestro país. Así nació una relación donde hemos debatido muchos puntos de vistas, mucha información relevante y que perdura hasta hoy.

Antonio y yo también coincidimos en que la ejecución es fundamental, y ambos creemos que la idea no es nada sin acción. Por esa razón decidimos unir esfuerzos y a pesar de nuestras complicadas agendas y de no coincidir en todo nuestros puntos de vistas, logramos encontrar un terreno común y el tiempo para poder unir esfuerzos y comenzar a tomar acción.

De esa manera, semanas atrás organizamos un webinar en el que Antonio compartió su visión sobre la importancia del ecoturismo y el aporte significativo que este puede aportar para el desarrollo del país, brindando valiosa información basada en su larga trayectoria y con datos estadísticos sobre Latinoamérica, que  prometo compartir con ustedes en alguno de mis próximos artículos.

Mi reflexión con esto el día de hoy, es que somos mucho más que nuestras diferencias. Somos muchos los que anhelamos una Venezuela próspera y que, a través del esfuerzo y disposición de todos, se posicione como uno de los mejores destinos del mundo. Creo que es momento de trabajar juntos, enfocarnos en el camino de las coincidencias y comenzar construir país.

Si Antonio y yo pudimos lograrlo, estoy convencido de que todos podemos hacerlo. Unámonos con el firme propósito de construir un futuro brillante para Venezuela donde el trabajo en equipo sea la clave para lograrlo. ¡Estoy convencido que juntos somos imparables!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *